Cuando llegamos a diferentes lugares, como la escuela, la familia, la universidad o sitios laborales, lo más significativo que le surge a la persona es armar un grupo. Naturalmente, las personas están orientadas a vivir en sociedad y relacionarse con los demás. 

Hasta este punto se presenta la discusión, es una necesidad o una opción. La respuesta es muy fácil, una necesidad porque al unirnos en grupo se nos presentan muchas ventajas que nos convierten, de forma positiva, en seres más integrales. 

Por una parte, las opciones, ideas y pensamientos se ven desde distintas formas y perspectivas. Al ser tan distintos, dentro de un grupo, se proliferarán las opiniones y no tendremos un solo punto de vista, sino muchos puntos que aportarán a la congruencia de equipo. 

Otro aspecto importante es la resolución de conflictos o ejercicios, dentro de un grupo de estudio, varias personas permiten darle la vuelta a un tema y las respuestas que trae consigo. De esta manera, es más fácil llegar a una respuesta como equipo, que de forma individual.

Por último, el aspecto que siempre mueve a JLS en sus estudiantes, la motivación. Dentro de un grupo y en la vida misma, tendremos momentos en los que queramos desfallecer y no luchar. En un grupo de estudio se fortalece el apoyo y soporte de todos para todos. La motivación nunca faltará, cuando uno cae, el compañero lo levanta.